Consultora Integral de Higiene Medio Ambiente & Seguridad

Tel: (011) 4568 - 7597

Introducción a los permisos de trabajo

En los formularios de los Permisos de Trabajo, cada empresa desarrolla sus propios formularios de acuerdo a lo establecido en sus procedimientos y teniendo muy en cuenta el tipo de actividad desarrollada, básicamente los podemos agrupar en las dos siguientes categorías:

Trabajos en frio, toda tarea que requiera un PT como por ejemplo:

  • excavaciones,
  • usar/manipular sustancias peligrosas (radioactivas, explosivas, etc.),
  • en altura donde existan riesgos de caída,
  • entrada a espacios confinados

Trabajos en caliente, cuando utilizamos herramientas o equipos que puedan generar una fuente de ignición en el área (equipos de soldar, etc.), como así también el uso de equipos no intrínsecamente seguros en relación al área donde se los va a utilizar.

También se suelen utilizar los PT complementarios, a continuación detallamos brevemente los más usuales:

Permisos de aislamiento/control de energías, son una herramienta muy útil de complemento de los PT al ser utilizados para prevenir accidentes y lesiones causadas por una liberación accidental de energía (como ser descargas eléctricas, arranques imprevistos o liberación de la energía almacenada o potencial en maquinarias o equipos).

Una amplia variedad de fuentes de energía requiere del cierre, bloqueo y etiquetado para proteger a los trabajadores de la liberación de energía peligrosa como suelen ser entre otras la energía:

  • Mecánica.
  • Eléctrica.
  • Hidráulica.
  • Neumática.
  • Gravitacional.

Es importante tener en cuenta que cuando realizamos trabajos de aislamiento debemos asegurarnos que todas las fuentes de energías hayan sido debidamente aisladas y bloqueadas para evitar un posible re-energizamiento del equipo o instalación.

Estas tareas deben ser siempre llevadas a cabo por personal competente que haya recibido un entrenamiento específico en el reconocimiento de todas las posibles energías peligrosas como así también en los procedimientos de cierre, bloqueo y etiquetado de energías siendo debidamente autorizados para este tipo de tareas.

Es muy importante la realización de inspecciones en los lugares donde se realizan estas tareas con el fin de asegurarse el total cumplimiento de los procedimientos y asegurarse que el personal participante en las tareas esté debidamente capacitado sobre la utilidad de los mismos. Normalmente los formatos de los permisos de aislamiento suelen ser de diversos colores de acuerdo al tipo de aislamiento realizado (mecánico, eléctrico, etc.).

Permisos de Entrada en Espacios Confinados, normalmente llamamos espacio confinado a todo lugar de acceso no habitual a la entrada de personas durante el transcurso de sus tareas normales, suele tener un limitado acceso de entrada y salida para las personas, comúnmente con escasa ventilación natural, suele tener gases tóxicos, nocivos, irritantes, atmósferas con deficiencia de oxigeno o con sustancias inflamables, ser ambientes calurosos y con escasa iluminación. Algunos ejemplos de espacios confinados suelen ser: tanques de almacenamiento, silos, calderas, cañerías de conducción, fosos y zanjas profundas, cloacas y colectores, alcantarillas, camiones o vagones cisterna, cámaras de inspección de servicios, recipientes de procesos variados, etc.

Toda vez que sea necesario realizar una tarea en un espacio confinado y antes de que ninguna persona pueda entrar total o parcialmente al mismo, es necesario realizar un permiso de entrada al espacio confinado, de esta manera nos aseguramos que todas las medidas de seguridad estén vigentes y sean mantenidas durante todo el tiempo que requiera la ejecución de los trabajos.

En este caso en particular, es de gran interés la existencia de un observador (trabajador que ha sido debidamente informado y entrenado el cual es designado para custodiar el ambiente de trabajo) quien:

  • Controlará el estado de los trabajadores posicionado continuamente en un lugar seguro cerca de la entrada del espacio confinado manteniendo permanente contacto con ellos sea visual o mediante equipo de radio (tener en cuenta ATEX)
  • Conoce las personas que están trabajando en el espacio confinado.
  • No debe permitir el ingreso de personas no autorizadas al espacio confinado.
  • Reconoce los primeros síntomas de riegos dentro del espacio y hace retirar al personal.
  • De ser necesario alertar a los servicios de rescate.
  • Permanecerá siempre fuera del espacio confinado aun en el caso de que sea necesario el rescate de una persona no habiendo llegado al lugar el personal de rescate.

Fuente: Revista Prevención World Magazine nº 38