Consultora Integral de Higiene Medio Ambiente & Seguridad

Tel. (011) 4566 - 1872 / Fax: (011) 4568 - 7597

PRIMEROS AUXILIOS: MEDIDAS GENERALES EN CASO DE ACCIDENTE

Piense, luego actúe sin precipitación y comuní­quese de inmediato a los teléfonos de emergencias. Luego, tenga en cuenta los siguientes puntos:

  1. Asegúrese que el herido y Usted estén fuera de peligro.
  2. Aí­sle al accidentado de los espectadores y mantenga despejado el lugar.
  3. Acompañe y transmita Tranquilidad al herido.
  4. Mantenga al accidentado acostado y ventilado.
  5. Evite que el herido sufra movimientos bruscos y sacudidas.
  6. Abrí­guelo en caso de encontrarse en un ambiente frí­o.
  7. NO le suministre agua ni otro lí­quido si se halla inconsciente.
  8. Conocer la ubicación del Botiquí­n, el cual contará con elementos de venta libre para socorrer al accidentado.
  9. Esperar la ayuda de un profesional.

 

CÓMO BRINDAR AYUDA EN CASOS PARTICULARES

Hemorragia: la misma se detendrá si se aplica una presión firme. Usar guantes o una bolsa plástica para no tener contacto con la sangre.

Procedimiento:

  • Presionar la herida con un paño limpio, almohadilla de gasa o venda.
  • Cubrir la herida con un vendaje bien ajustado (no hacer torniquete).
  • Si la herida es en el brazo, acostar al herido y elevar su brazo.
  • En hemorragias nasales, mantenerlo quieto y sentado, presionando las fosas nasales.

Fracturas: rotura de algún hueso por golpes, caí­das o cualquier otro tipo de traumatismo.

Procedimiento:

  • No trasladar a la persona.
  • Tranquilizar al herido e impedir que se mueva.
  • Aflojarle levemente las ropas.
  • No darle nada de beber.
  • Si hay hemorragia, tratarla según procedimiento anterior.

Electrocución: cuando una persona es afectada por una descarga eléctrica.

Procedimiento:

  • Cortar la corriente.
  • Separar al herido del elemento que posee electricidad (hacerlo con un elemento no conductor, nunca con las manos desnudas).
  • Llamar a emergencias y explicar que ocurrió un accidente eléctrico.
  • Acostar a la persona a un lado si ha perdido el conocimiento.
  • Si no respira pero tiene pulso, realizar respiración boca a boca.
  • Si no respira y no tiene pulso, realizar respiración boca a boca y masaje cardí­aco externo (se obtendrá mayor éxito si la persona esta entrenada).

Quemaduras: pueden ser causadas por calor, sustancias quí­micas o electricidad. Dejan la piel expuesta a posibles infecciones.

Procedimiento si la quemadura es localizada:

  • Enfriar la zona con agua fresca. NO COLOCAR HIELO, NI ACEITE, NI MANTECA.
  • Cubrirla con gasa estéril y evitar que tome frí­o.

Procedimiento en caso de que la persona tenga sus ropas ardiendo:

  • Tirarlo al suelo y hacerlo rodar para sofocar las llamas.
    Una vez apagado el fuego:
  • Tranquilizar al herido y aflojarle las ropas.
  • Cubrirlo con tela limpia.

Quemaduras Eléctricas: Se producen al tener contacto el cuerpo con la corriente y cortocircuitos al manipular conductores con tensión. El tratamiento es similar al de las otras quemaduras, pero el hecho de que sean debidas a la electricidad impone medidas particulares en su faz inicial:
Si el accidentado va acompañado de pérdida de conocimiento, se procederá a la reanimación de la ví­ctima, sin preocuparse por el momento de la quemadura, pero verificando que la ví­ctima no esté en contacto con conductores en tensión.

  • Las quemaduras de cara y manos serán protegidas con telas limpias, las quemaduras de los párpados se dejarán al descubierto.

Accidentes en los ojos: cuando un cuerpo extraño ingresa, se incrusta o golpea un ojo.
Procedimiento:

  • No frotar el ojo.
  • Lavarlo repetidas veces con agua o solución estéril.
  • Consultar a un profesional si la molestia continúa.
    Procedimiento en caso de que el objeto se encuentre incrustado en el ojo:
  • No frotar y acudir inmediatamente a la consulta de un profesional.

Amputaciones: para poder efectuar el reimplante de un miembro amputado, es necesario realizar el siguiente procedimiento:

  • Informar al centro a donde se va a enviar al accidentado, del tipo de corte (limpio, por aplastamiento o por arrancamiento), y de la situación del mismo.
  • Poner un vendaje comprensivo en el miembro herido con el fin de evitar la hemorragia. No poner torniquetes.
  • Envolver la parte amputada en gasa o paño estéril. Si no se dispone de ello, se hará uso de un paño lo más limpio que sea posible. No poner nunca en contacto con algodón las partes heridas. Introducir la parte amputada envuelta en una bolsa de plástico, bien cerrada y limpia para que no entre agua.
  • Sumergir la bolsa en agua y hielo. Temperatura ideal de conservación: 4ºC.
  • NO realizar ningún tipo de exploración, ni intentar limpiar o desinfectar el miembro herido ni la parte amputada. NO dar bebidas alcohólicas, ni café ni té al lesionado.
  • Si la amputación es incompleta se procederá de igual forma pero se colocará una férula que mantendrá inmóvil el miembro. Es muy importante no manipular la herida, ya que podrí­an arrancarse uniones débiles pero muy importantes.

RCP (Reanimación Cardio – Pulmonar): es el conjunto de maniobras que tratan de restablecer la respiración y los movimientos del corazón de una persona en la que, accidental y recientemente se han suspendido ambas funciones.

Respiración Boca a Boca:

Preparación:

  • Tender a la ví­ctima boca arriba sin almohadas, aflojando las ropas que le opriman la garganta, el tórax o el abdomen. Sacar de la boca cuerpos extraños si los hubiera, incluidas las dentaduras postizas.
  • En el caso de que la ví­ctima se hubiera atragantado con algo, volverla de costado y darle fuertes golpes con la mano en la espalda, entre los omóplatos.

Procedimiento:

  • Colocar una mano en la nuca y la otra en la frente. Elevar la de la nuca y empujar con la de la frente, con lo que habrá conseguido una buena extensión de la cabeza.
  • Bajar la mano que estaba en la frente hacia la nariz, para cortar la respiración nasal.
  • Inspire todo el aire que pueda, aplique su boca a la de la ví­ctima y sople con fuerza.
  • Retirar la boca y comprobar si sale el aire que insufló por la boca del accidentado.
  • Si no sale, quiere decir que el aire no entró por no haber colocado correctamente la cabeza. Hay que extenderla más aún, echando más hacia atrás la frente.

Masaje Cardí­aco Externo: en el caso que se haya parado el corazón.
Procedimiento:

  • Colocarse de rodillas al lado de la ví­ctima, aplicando la parte posterior de la palma de la mano sobre el esternón, cuatro o cinco centí­metros por encima de la boca del estómago. La palma de la otra mano se coloca sobre la de la primera.
  • Ejercer una fuerza firme y vertical, al ritmo aprox. de una compresión por segundo.
    Lo ideal es que una persona realice la respiración boca a boca y otra, simultáneamente, el masaje cardí­aco externo.

Al observar a un herido, preste ATENCIÓN a tres signos de vida:

  • PULSO: Encuentre el pulso presionando con un dedo levemente en el cuello o la ingle del accidentado, el mismo debe ser regular y rí­tmico. Tenga en cuenta que el pulso normal en hombres es de 75 a 85 pulsaciones por minuto, en mujeres es de 70 a 95 pulsaciones por minuto.
  • RESPIRACIí“N: Observe el movimiento del pecho del accidentado, ponga su mejilla cerca de la nariz y boca.
  • CONCIENCIA: Si no hay respuesta a los estí­mulos, es indicador de que la persona está inconsciente.
    Infórmese de los teléfonos de la Cabecera de Red correspondiente a Empresa. En caso de accidente comuní­quese inmediatamente con la misma.
    Conozca los teléfonos de su ART.

CÓMO BRINDAR AYUDA EN CASOS PARTICULARES

Pérdida de conciencia / Desvanecimiento: cuando la persona no responde a ningún estí­mulo externo.

Procedimiento:

  • Dejarlo inmóvil, abrigado y sin ropas ajustadas.
  • Si tiene vómito colocar la cabeza de costado.
  • Subirle levemente las piernas.
  • No sacudirlo, no cachetearlo, no hablarle fuerte, no tirarle agua frí­a.
    Si la persona está inconsciente pero tiene movimientos involuntarios:
  • Ubicarlo al costado y cuidar que el lugar no existan elementos contra los cuales pueda golpearse.

Ataque cardí­aco / Infarto:
Procedimiento:

  • Trasladar a la ví­ctima a algún lugar silencioso y tranquilo.
  • Permitirle adoptar la posición que le resulte más cómoda y quelo ayude a respirar mejor, sea acostado o sentado.
  • Si está en tratamiento, verificar si tomó el medicamento habitual.

Intoxicación por medicamentos:
Procedimiento:

  • Identificar el tóxico y guardarlo para mostrar a la emergencia médica.
  • Dar lí­quidos (leche, agua).
  • Si vomita, guardarlo en bolsas de polietileno, para llevarlo a analizar al Instituto Nacional de Intoxicaciones (4965-6666).

Intoxicación por gases:
Procedimiento:

  • Llevarlo a un lugar ventilado.
  • Aflojar sus ropas.
  • Mantener al paciente sentado, estimulándolo para que no se duerma.

Intoxicación por hidrocarburos:

Procedimiento:

  • No provocar el vómito.
  • No dar lí­quidos ni sólidos.
  • Tranquilizar y no mover al paciente.

Diabetes:

Procedimiento:

  • Tanto si falta (demasiada insulina), como si sobra (coma diabético), dar siempre azúcar, bebidas cola, té muy azucarado, jugos de fruta.

Convulsiones (epilepsia):
Procedimiento:

– Evitar que el paciente se golpee mientras se agita.
– No amarrarlo ni sujetarlo.
– Evitar que se muerda la lengua sin asfixiarlo.
– No dar nada por boca durante o después del episodio.

Mordeduras: Procedimiento en mordeduras de perros, ratas, etc.:

  • Lavar la herida durante 5 minutos con agua y jabón.
  • Colocar gasa.
  • Consultar al médico y localizar al animal.
    Procedimiento en caso de mordeduras de ví­bora:
  • Inmovilizar la zona dañada y apretar para producir el sangrado.
  • Evitar que la ví­ctima camine.

Picaduras de insectos (shock alérgico):
Procedimiento:

  • No ingerir lí­quidos ni sólidos.
  • No automedicarse.
  • En caso de picaduras de abejas, avispas, etc. sacar el aguijón y aplicar agua con bicarbonato de sodio.
  • Aplicar hielo en la zona afectada.

Accidente Automovilí­stico:

Procedimiento:

  • No mover a la ví­ctima.
  • Tapar toda hemorragia con cualquier paño, si este se empapa poner otro encima sin quitar el anterior.
  • Confortar al accidentado para tranquilizarlo.

Transporte de heridos: todos los accidentados que han perdido el conocimiento, los que hay sido resucitados, los sospechosos de fractura de columna y los fracturados de miembros inferiores, deben ser trasladados acostados.
Procedimiento:

  • Con el lesionado acostado y abrigado con las ropas que se disponga, disponer de una camilla o improvisar una.
  • Utilizar el procedimiento “del puente”, en el que son necesarias 4 personas. Tres de ellas se colocarán de forma que el herido tendido en el suelo quede entre sus piernas. Pasar sus manos, uno por debajo de sus pantorrillas y muslos, otro por debajo de la cintura y región lumbar y el tercero por debajo de los hombros y nuca. A una voz izan los tres a la vez el cuerpo del accidentado, como un todo rí­gido, circunstancia que aprovecha la 4ª persona para introducir la camilla por debajo del cuerpo del accidentado y entre las piernas de los socorredores. A continuación y moviéndose sincrónicamente, depositan el cuerpo de la ví­ctima en la camilla.
  • En otro tipo de lesionados (que no hayan sufrido pérdida de conocimiento, ni resucitados, ni sospechosos de fracturas) y cuando sólo existen dos socorredores, puede utilizarse el procedimiento de la “silla de oro”, o el de cargarlo a los hombros si sólo existe un socorredor.

Atragantamientos: Cuando un cuerpo extraño ha penetrado en la garganta tan profundamente que la ví­ctima no puede expulsarlo tosiendo.
Procedimiento:

  • NO meter los dedos para intentar sacar el objeto, ya que puede introducirse más.
  • Situarse detrás de la ví­ctima sujetándola con la mano izquierda por la cintura, hacer que se incline hacia delante y darle cuatro golpes secos enérgicos con el talón de la mano derecha entre los omóplatos.
  • Si el cuerpo extraño no sale, continuar detrás de la ví­ctima, enderezarla y apoyar el puño cerrado más arriba del ombligo. Luego poner la otra mano sobre el puño y apretar el abdomen con un movimiento rápido hacia adentro y hacia arriba para que el impulso del aire libere las ví­as respiratorias. Repetir la operación 4 veces.

Ahogados:

Procedimiento:

  • Para facilitar la evacuación del agua, y dado que los vómitos son muy frecuentes, es necesario separar la lengua, colocando al lesionado con la cabeza baja manteniendo ésta y el cuerpo ligeramente inclinados hacia un lado.

Golpe de calor: Se manifiesta tras la exposición prolongada a los efectos del calor, por intensos dolores de cabeza, vértigos, vómitos, pudiendo llegarse a la pérdida de conocimiento.
Procedimiento:

  • Acostar al enfermo en un lugar fresco, aflojándole los vestidos y aplicándole sobre la cabeza compresas húmedas fí­as.
  • Si no ha perdido el conocimiento, se le dará abundantemente agua en la que se haya disuelto sal (1/4 de cucharadita de café por cada vaso de 250 cc de agua).

Envenenamientos:
Procedimiento:

  • Averiguar la causa del mismo y provocar el vómito cuando la causa se desconoce, trasladando al enfermo lo más rápidamente posible a un Centro Hospitalario.

OTROS ASPECTOS SANITARIOS

Hepatitis B: es una enfermedad viral de altí­simo riesgo. Puede presentarse como:

  • Hepatitis Subclí­nica: aproximadamente el 33% de los adultos adquieren la infección sin presentar sí­ntoma, no obstante pueden transmitir la infección a otras personas.
  • Hepatitis Clí­nica: el 66% restante desarrollan esta hepatitis cuyos sí­ntomas principales son: fiebre, nauseas, ictericia, haces claras, orinas oscuras.
  • Hepatitis Fulminante: un 1% de hepatitis clí­nica puede caer en hepatitis fulminante, la cual se va a caracterizar por: fiebre súbita alta, dolor abdominal, vómitos, ictericia e insuficiencia hepática, y en pocos dí­as conduce a la muerte.
  • Hepatitis Crónica: los portadores crónicos son el principal reservorio de la enfermedad y se estima que el 25% de los portadores evolucionan hacia la cirrosis hepática y hasta un 1% al cáncer hepatocelular.

Prevención:

  • Las medidas preventivas mediante vacuna tienen una eficacia superior al 90%, y se requieren 3 dosis para inducir una respuesta de anticuerpos adecuada.
  • La vacunación contra la Hepatitis B se encuentra incorporada en el programa nacional de vacunación.
  • La vacuna de virus inactivados ofrece inmunidad de más del 90% durante 10 a 20 años.