Orden y Limpieza

Incorporar hábitos tendientes al orden y limpieza, disponer de espacios adecuados para la circulación de personas, materiales y vehículos internos, como mantener las zonas de tránsito libres de obstáculos, manchas de aceites, grasas o derrames líquidos, logra que el área de trabajo no sólo sea más agradable y cómoda, sino que además evita causas comunes de lesiones e incendios.

Una gran variedad de lesiones graves y hasta la muerte de una persona, pueden ser consecuencia de una caída, un resbalón o un tropiezo. Y en la mayoría de los casos estos accidentes se producen porque no se trabaja previniendo el riesgo.

Un resbalón se produce cuando el rozamiento entre la superficie que pisamos y la suela de nuestro zapato no es la adecuada.

Los tropiezos se producen cuando, al desplazarnos, chocamos contra algún objeto con los pies.

Las caídas se producen cuando por algún motivo nuestro cuerpo pierde el equilibrio. Las causas más comunes son: las suelas de los zapatos húmedas, los derrames de líquidos, superficies mojadas, objetos que obstruyen o se encuentran sobre el piso, mala iluminación, etc.

Recomendaciones

  • Considere las situaciones de riesgo en el escenario donde se encuentre.
  • Preste atención por donde camina: no sólo piensa hacia dónde va, sino también por donde transita.
  • No se mueva más rápido de lo necesario, hágalo de forma adecuada por donde se desplaza.
  • Mantenga el orden y la limpieza en su lugar de trabajo y en los pasillos.
  • Tenga cuidado con los cambios repentinos en la superficie donde camina, preste atención a los cambios de tipo o estado de los pisos.
  • Todos los objetos deben colocarse siempre bien ordenados en los lugares adecuados, especialmente aquellos que presentan una mayor amenaza de peligro, como son los cordones y enchufes eléctricos.
  • No asuma riesgos innecesarios.
  • Si ve objetos tirados en las zonas de circulación, júntelos y colóquelos en su lugar.
  • Si observa un derrame de líquido en el piso, avise para que se retire, limpiando la zona.
  • No cargue objetos que obstaculicen su visión.
  • Los cables deben estar fijados al piso o ubicarse en un cable canal para evitar tropiezos.
  • No deje cajones abiertos.
  • Utilice una escalera adecuada si no logra alcanzar el lugar donde debe realizar una tarea, evitando trabajar en el escalón más alto para no perder el equilibrio. Suba o baje de frente a la misma y siempre verifique que se encuentre bien apoyada o sujeta.
  • No suba o baje escaleras corriendo, hágalo despacio, utilice el pasamano, para lo cual siempre debe tener una mano libre.
  • Verifique el estado de sus zapatos y vestimenta para que no interfieran en su caminar.
  • Desplácese a una velocidad adecuada por los lugares de trabajo, sin correr y con las manos fuera de los bolsillos.
  • Cuando lo releven en su puesto, entréguelo limpio y ordenado como le gustaría recibirlo a usted.
  • Señalizar los pasillos de tránsito y las zonas destinadas a almacenamiento.
  • Dar instrucciones para que no se circule fuera de los pasillos de tránsito y no se apilen materiales (ni momentáneamente) fuera de las zonas de almacenamiento.

Un buen estado de orden y limpieza elimina numerosos riesgos de accidente, simplifica el trabajo y aumenta el espacio disponible, mejora la productividad y el aspecto del lugar de trabajo, crea y mantiene hábitos de trabajo correctos, etc. En conclusión, el orden y la limpieza son la base de la seguridad.

Recuerde: CADA COSA EN SU LUGAR Y UN LUGAR PARA CADA COSA.

Open chat
Hola! En que podemos ayudarte? Presupuestá tu servicio sin cargo!